31 dic. 2006

Naturaleza cruel II

Leyendo acerca de la condena y ejecución de Saddam Hussein he recordado la escena de las hormigas y la cucaracha

Si Bush se hubiera encontrado en mi jardín, seguramente
habría dicho: "Estoy orgulloso de la forma en que las hormigas han hecho justicia con la asquerosa cucaracha"

Yo, que detesto las cucarachas, odio tener que matarlas (si pudiera dormirlas las pondría en una caja y las llevaría adonde no molesten!)

Si sigo así, nunca llegaré a ser el hombre mas poderoso del mundo.

26 dic. 2006

Naturaleza cruel

He salido al jardín y he visto unas pequeñas hormigas atacando a una cucaracha moribunda.
Me ha surgido un dilema moral, que debo hacer, intervenir o no?
Estas son las opciones que se me ocurrieron:

a) Aplastar a la cucaracha para que no sufra mas (sufrirán las cucarachas?), y dejar que se la coman las hormigas.
b) Echar insecticida y matar cucaracha y hormigas. (a la cucaracha por compasión, y a las hormigas como sentencia por intento de homicidio calificado)
c) Salvar a la cucaracha.
d) No intervenir, después de todo la naturaleza es sabia y esto es parte de su equilibrio.

Que debo hacer?

21 dic. 2006

Cuidado con lo que me deseas...


DISCURSO IMAGINARIO PARA HACER EN EL BRINDIS DE FIN DE AÑO Y GANARSE UNOS CUANTOS ENEMIGOS....
Estimados amigos:
Algunos de ustedes se han dirigido a mí deseándome que se cumplan todos mis anhelos en este año que comienza.
Para ser sincero, y en honor a esta amistad que nos une, debo decirles que en este momento y antes de que sea demasiado tarde, me permito rechazar tal posibilidad.
Me resulta fascinante y espantoso a la vez, pensar que Uds. pueden darme tal crédito sin saber realmente que es lo que yo estoy deseando.
Por ejemplo, deben saber que uno de mis mas profundos deseos es el de pasar la noche con una de las mujeres aquí presentes. Acaso ella ha sido consciente de lo que me decia? Ojalá asi fuera. Y que hay de aquel otro que vive en la casa de mis sueños? Está dispuesto a mudarse para que yo sea feliz? Seguramente no, lo he escuchado hablar de su casa con mucho orgullo.
Ni hablar sobre el puesto de Gerente que me quita el sueño y que hace tiempo ocupa uno de ustedes.
Ya ven. No merezco nada de lo que deseo.
Aún asi, si después de esto me siguen queriendo tanto como dicen, ya saben: una noche de amor, una mudanza, una renuncia, no pueden ser un precio tan alto para hacer feliz a un amigo. Los quiero. Feliz año.

12 dic. 2006

Destino


Yo creo que escribimos nuestro destino.
El problema es que lo hacemos, no sobre un papel liso, sino sobre uno lleno de surcos. Eso es lo que tuerce nuestro pulso.
Cada movimiento, dominado o no, produce una inercia que intenta imponernos la próxima palabra, y para peor nos esta vedado corregir o borrar.
Asi que hace falta habilidad, y mucha fuerza, y sobre todo ver los surcos, levantar la mano del papel de vez en cuando al sentir la inercia, y pensar con cuidado los movimientos de nuestra próxima palabra.