17 feb. 2008

Corner


Han tirado el corner desde la izquierda, la pelota viene a media altura, al primer palo. Estoy de frente a ella, pero entre el arco y yo, justo al lado mío, hay un jugador contrario presionándome, el que me marca a mí. Debo ganarle de mano, adelantarme, ir al encuentro de la pelota, llegar antes que él y sacar un zurdazo hacia el arco. Lo hago. Al patear siento el roce de mi pierna con la de él, que levanta la suya para tratar de impedir que la pelota llegue al arco. A pesar de esto, se que llegué antes, que será gol. De pronto todo se estremece. Acabo de patear algo que estaba al lado de mi cama. La tranquilizo a ella y, divertido, me vuelvo a dormir.